Lo que hice en últimos meses

Pareciera que no hice absolutamente nada en términos musicales durante marzo y abril pero no es así. Estoy por terminar un álbum (el de rock tradicional), donde han colaborado varios músicos amigos míos. Les adelantó que llevará 10 temas, justo dos de ellos están en proceso de recibir su respectiva colaboración. Así que de eso hablaremos en otra entrada, donde estaré compartiendo el álbum.

Estuve además tomando la primera parte de un diplomado en composición, es música académica y fue impartido por el músico panameño Emiliano Pardo-Tristan. La experiencia de aprendizaje es buena porque me acerca a nuevas maneras de encarar la música al momento de componer.

La otra actividad relevante fue una aparición de Eslabon en el programa VCN de TV por Internet conducido por Victor Cabrera y Vanessa Amador, del cual comparto el enlace abajo:

https://www.facebook.com/VCNTuCanal/videos/2053854631607118/

Si desean escuchar directamente la música aquí están los tiempos en donde aparecemos en el videoclip:

16.10 <<la última vez>>

38.00 <<cuento de hadas>>

55.15 <<solamente dime>>

1.00.30 entrevista

1.07.15 <<cada vez que veas la luna>>

Estuvo interesante, tuve oportunidad de tocar guitarra en los temas. Me doy cuenta de los lindos arreglos que fueron contribución de Ramón Durañona en su versión original. Marcó además un regreso de Eslabon a los escenarios porque habíamos estado un poco ausentes en últimos meses.

Estamos pendientes para lo que sigue…

Advertisements

El primer bimestre musical de 2018

El inicio de año como ocurre normalmente es lento en cuanto a las presentaciones en vivo, sin embargo no lo es en el trabajo creativo. Hubo oportunidad de producir un par de canciones, una para un gran amigo, Omar García. Con quien por cierto tuve mi primer banda de Rock cuando teníamos unos 15 años. He aquí el resultado:

El segundo trabajo de producción fue para invitar a Pao Romero, una joven cantante poblana del ámbito operístico a probar suerte en el rock-pop. Hicimos el cover de de Lost Stars original de Adam Levine:

Dentro del trabajo creativo, viene un EP en donde un servidor hará una visita al mundo del hard rock country de bares redneck y sus imitaciones mexicanas. De ello hablaremos en otro blog.

Quisiera cerrar éste haciendo notar el trabajo que se hizo en febrero el cual resultó en un concierto conferencia llamado: Cuuatro Bajistas, Cuatro Vidas. En él participaron Joel Quintero, David “Gringa” Carrera y Charles Gnomosky. Todos ellos forman o formaron parte del laboratorio de Alonso Arreola y de ahí que guarden una relación especial con la música y con su arma de cuatro cuerdas.

Ya tenemos afortunadamente más cosas que aparecerán en próximos meses, lo cual me llena de gusto. Si algún día la memoria me falla, al menos tendré éste blog para recordar esa es la razón por la cual me tomo la molestia de documentar mi trabajo musical.

November and December 2017

Aquí seguimos con esa necesidad de seguir documentando las actividades musicales de Franco. Esto se hace como refuerzo a la memoria pero también para tener una visión global del trabajo musical.

Mis trabajos musicales como acompañante de las bajas frecuencias en el mes de noviembre fueron dos: Orquesta de Jazz de la BUAP y con el guitarrista Héctor Vudoyra.

Con la Orquesta de Jazz hubo dos conciertos en la universidad, uno en la facultad de Derecho y otro en la nueva sede de la escuela de música en la 10 oriente. En ambos ya se integró el alumno Iñaki Manjarrez como bajista oficial y un servidor se queda como suplente.

El repertorio de la orquesta es muy divertido pero para hacerse bien implica mayor compromiso con el ensayo y la ejecución. No cuento ahora con el tiempo y la energía para dar lo mejor de mi en ese proyecto y no quisiera fallar ni al director ni a los compañeros músicos que ahí trabajan. Por otro lado ese proyecto es un excelente trampolín en la formación de jóvenes músicos y deben ser ellos quienes lo aprovechen. Gracias querido Gil Gallardo por la oportunidad que me diste de contribuir a esa orquesta, seguiremos haciendo música en otros ámbitos.

Con Héctor cerramos el mes de noviembre, haciendo standards de jazz que pudieran ser las semillas de un proyecto musical liderado por él. Fue interesante el proceso de creación de ésta interpretación del Blue Bossa. Definitivamente concentrar sesiones de ensayo a un sólo tema permite profundizar en el detalle del mismo. Abajo mostramos el video de los resultados.

El mes de diciembre fue enteramente de Eslabón. Un Eslabón distinto al de Ahora o Nunca. Un Eslabón que ésta vez tuvo oportunidad de explotar su fase interpretativa de rock clásico en un evento privado. La iniciativa propuesta por Marco Quintana nos llevó junto con Víctor Illarramendi y el joven guitarrista de la banda tributo Twist and Shout, Juan José Poblano a llevarlas notas de The Beatles, Rolling Stones, Creedence y The Doors a dos eventos festivos. La comida de fin de año de colegas maestros de la Facultad de Artes y una boda en Telochoc, Tlaxcala donde fuimos contratados por una ex alumna de la misma.

Eslabón tiene esa cualidad que puede también ser explotada comercialmente, por mi parte queda abierta la puerta a hacer éste tipo de shows de rock clásico con fines de convivencia de grandes amigos músicos y oportunidad de negocio.

Finalmente el día 19 de diciembre, el convivio de fin de año de los alumnos de LabA del musicazo Alonso Arreola marcó para mi un cierre de ciclo de aprendizaje de vida y de música. Aproximadamente 80 horas repartidas en cinco años, marcaron de manera definitiva mi formación como músico.

Además de las técnicas de ejecución como tapping y slap, amplié mis conocimientos de armonía y rímtica los cuales han significado grandes cambios en mi forma de componer. Esto sin mencionar las conversaciones de vida que representaban esos 90 minutos con Arreola.

¡Gracias Alonso por todas esas enseñanzas!

Por lo que viene a éste 2018 que empieza, creo que es importante concentrarse en un sólo proyecto musical para no tratar de abarcar demasiado, habrá que pensar un plan para integrar los proyectos existentes.

Septiembre y octubre 2017

Una entrada más a la bitácora de tocadas completadas. Espero leer ésto en 10 años y reír, o a menos decir: “No ha habido momento que mis manos no generen sonido”.

Hablemos primero de las tocadas. Se generó un ensamble de jazz con Orlando Flores (saxo) y Uriel Bertardo (guitarra), es un grupo jazzero que como muchos en el género, se inició hueseando con standards del “Real Book”. Divertido por el hecho de que ambos son muy buenas personas. Vamos a ver que más podemos conseguir de ese proyecto, por lo pronto ya tuvimos una fiesta particular de mi primo Sam el 14 de octubre y una presentación en el andador del CCU el 19 de ese mes.

Las otras tocadas fueron como bajista del maestro Gil Gallardo llevando la batuta de la Orquesta de Jazz de la BUAP. Una experiencia divertida aunque es una chamba complicada eso de tocar y leer al mismo tiempo. A opinión personal, tener el papel enfrente minimiza un poco del goce y la interpretación. No hay como tener la pieza de memoria para jugar con ella a placer. La primera tocada fue el 18 de septiembre y la segunda el 5 de octubre.

Finalmente y para cerrar el mes logré sacar un EP para no irme en blanco en términos de grabaciones. Estuve escuchando el álbum y tiene como siempre sentimientos encontrados. Principalmente el hecho de que nuevamente no conté con el apoyo de una banda. Me hago la promesa de utilizar otros músicos para el siguiente proyecto. Extraño el sabor de compartir opiniones y momentos con colegas de las ondas sonoras regulares.

La importancia de seguir haciendo covers

Hay por ahí un considerable número de amigos músicos que se pronuncian en contra de hacer covers o de llevar a cabo tributos a (ponga el nombre de su banda favorita de últimos 50 años) porque argumentan que bloquean al público para escuchar nuevas propuestas.

No concuerdo del todo con tal argumento, el cover no es sólo para “jalar gente”. El cover es también una manera de aprendizaje como músico. A mi punto de vista el cover te permite hacer un análisis musical para reconocer las técnicas de composición y ejecución que utiliza el artista que grabó originalmente el tema.

Ahora bien, mi postura va más hacia hacer una rendición artística hacia la composición. Ese es para mí el cover, no hacer una imitación del trabajo d los grandes. El riesgo de fracasar haciendo este segundo intento es grande, a reserva que seas un grupo imitador que guste de presentarse en cruceros y casinos.

El cover por otro lado puede ser el aperitivo que le das al escucha para invitarlo a probar tu plato fuerte. Hay público que prefiere caminar sobre rumbos conocidos antes de aventurarse a conocer nuevos lugares, esa es una segunda razón para hacer un cover.

Por último debo agregar que la canción que se elija para hacer un tributo debe ser fiel a nuestra identidad como artistas, es decir, que sea un tema que disfrutemos tanto de escuchar una y otra vez que lo tengamos en la punta de la lengua. No vale la pena acercarse a géneros musicales ajenos con un afán de expandirse a otros públicos. Ese error déjenlo para las casas disqueras grandes.

Me despido dejando una muestra de un reciente cover que hice al destacado compositor argentino Fito Páez. Déjenme sus comentarios.

Agosto de 2017

Es notable lo largo de los meses julio y agosto. Por un lado los 31 días de ambos y por otro las dos semanas de vacaciones (de las cuales soy privilegiado de gozar). En éste mes brincaron jazz y rock. Jazz con los amigos Orlando Flores (Sax) y Uriel Bertardo (guitarra). Con ambos ambientamos un brindis de graduación de posgrado en Puebla el 12 de agosto.

IMG_6934.JPG

Después el día 23 de agosto hicimos jazz en la BUAP con José Luis Guevara al piano, Lalo Herrera al Sax y el señor José Caudillo en la batería. Con su servidor al bajo dese luego.

img_7235.jpg

Mucho se dice acerca de lo “difícil” que resulta escuchar jazz. La verdad de las cosas es que con estos dos eventos, me doy cuenta que depende mucho de la actitud del músico que interpreta éste género.  Si se permite una interpretación clara de la melodía y la armonía del tema, es mucho más fácil entender la improvisación.

Finalmente y hablando de actitud, hubo muy buena actitud de parte de los músicos que acompañamos al dueto Ohm en el Teatro de la Ciudad el día 25 de agosto. Power of Woods es el  nombre de su disco, y se tocaron temas de éste y su anterior disco. La alineación fueron French y Karla del Dueto Ohm en guitarras y voces, Luis Hernández en el Sax y Sergio Corzas en guitarra solista. En bajo y batería estuvimos Vic Illarramendi y un servidor.

IMG_7277.JPG

Ésta tocada con Ohm marca la culminación de un trabajo que habíamos estado haciendo con el dueto desde 2015. Éste pasado 25 la banda sonó mucho más sólida, pocos o casi nulos errores técnicos y buena actitud y entrega en el escenario dejaron en la gente la gratificación de haber escuchado una gran banda. Ya veremos qué Rock nos espera en septiembre. Por lo pronto habré de seguir con el material académico que servirá de conclusión a los estudios de doctorado.

saludos

Activadades de Junio y Julio ’17

Han habido pocas. La verdad es que estoy preparando por ahí un nuevo ensamble musical, lo único que en éste momento diré es que en el repertorio se incluye éste arreglo a Luis Arcaráz de Bonita:

Por otro lado les comparto éste otro arreglo a guitarra y voz de la rola de Van Morrison Brown Eyed Girl. Un tema muy conocido pero que se llega a escuchar poco en vivo.

Hasta aquí es lo que dejamos, el verano está siendo invertido en ensayos para éste proyecto que pronto verá la luz.